martes, 6 de enero de 2015

EL PUNTO DE EQUILIBRIO I

ASPECTOS PARA TENER EN CUENTA

Se entiende por punto de equilibrio la cantidad de producción vendida en la que el total de ingresos es igual al total de los costos; es decir, la utilidad operativa (Ingresos por ventas – costos totales) es cero.  El punto de equilibrio también indica cuánta producción deben vender para evitar una pérdida.

Esta herramienta es muy importante para la toma de decisiones a corto plazo. Sin embargo, de su correcto uso dependerá la calidad de la información que de ella se desprende. Para lograr una alta precisión con este indicador siga los sientes pasos:

  1. Reconozca el término costo.

  2. Identifique los costos fijos

  3. Determine los costos variables

  4. Preste atención a los Costos Indirectos de Fabricación pues allí es posible que se encuentren algunos costos variables.

  5. Tenga presente el precio de venta unitario y/o el monto total de ingresos que recibirá.

  6. Respecto al término costo: Es importante tener en cuenta que el costo lo conforman tres elementos, todos ellos integrados en el producto (o servicio) final: materia prima, mano de obra y costos indirectos de fabricación. Estos tres elementos, conforman los costos de producción. Algunos tratadistas incluyen los gastos de administración y los gastos de ventas como costos de operación. Dentro de estos costos de operación también existirán costos fijos (nomina de administración, por ejemplo) y costos variables (comisiones a vendedores, por ejemplo).

    Más análisis:

    ¿Quiere identificar cuántas unidades debe vender para generar una determinada rentabilidad? Siga los siguientes pasos:

    1. Utilice la fórmula 1.

    2. En el numerador de la fórmula sume la ganancia que desea recibir

    3. Mantenga el denominador

    4. Determine las unidades que debe vender para generar la utilidad esperada.


    5. ¿Quiere corroborar este dato?

      • Multiplique el numero hallado por el precio de venta (ingresos por ventas totales)

      • El número hallado multiplíquelo por los costos variables de producción y de operación (costos variables totales)

      • Determine los costos fijos (de producción y de operación) totales

      • De los ingresos por ventas totales reste los costos variables totales y los costos fijos totales

      • El resultado debe ser la utilidad esperada.

      • Utilice aquí la calculadora de punto de equilibrio para un solo producto


      • Tenga presente que:

        • Existen diferencias entre el saldo de las utilidades operativas y el saldo de caja. Algunos costos como las provisiones y la depreciación son solo ajustes contables, es decir, no significan movimiento alguno de efectivo. Para ver esto en toda su dimensión, construya su estado de resultado o de pérdidas o ganancias proyectado.

        • El saldo de caja también se ve influenciado por su política de cobro, su política con proveedores y el pago de otras deudas (abono a capital más intereses) si es que se tienen. Construya su flujo de caja proyectado y analice si existen necesidades de efectivo (déficit) o necesdidades de inversión (superávit).

        • Si quiere saber su punto de equilibrio en efectivo, no incluya en su cálculo las partidas que no generan movimiento de efectivo.
        • 1 comentario:

          Jairo Trilleros Gomez dijo...

          También se debe de tener en cuenta que para calcular el punto de equilibrio operativo, se debe hacer costeo variable.

          El punto de equilibrio contribuye a la determinación del riesgo operativo, permitiendo así al empresario tomar enormes decisiones empresariales