miércoles, 22 de julio de 2015

PREGUNTA GENERADORA


Estructura Financiera óptima:  “La teoría tradicional plantea que la estructura financiera óptima será aquella que maximice el valor de mercado de la empresa y minimice el costo del capital” (1).


Estructura Financiera: "Estructura que está asociada y da soporte a la estructura económica (activos) dada. La estructura financiera debería ser lo más barata posible en términos de costo (propio y ajenos)" (2).

¿En las pequeñas y medianas empresas, cómo se establece la estructura financiera más adecuada en función del objetivo básico financiero?


1. José Zacarias Mayorga Sánchez. La estructura financiera optima en las PYMES del sector industria de la ciudad de Bogotá

2. Artemio Milla Gutierrez. Estructura Financiera Óptima, ¿mito o realidad?

7 comentarios:

CIPA No.1 dijo...

CIPA No..1
¿En las pequeñas y medianas empresas, cómo se establece la estructura financiera más adecuada en función del objetivo básico financiero?
Generalmente, en las pequeñas y medianas empresas cuando no existe una estructura financiera orientada a la sostenibilidad, establecida en el largo plazo, y manejada por personal competente y experto en el tema de las finanzas, se incurre en un planeación cortoplacista, cuyo objetivo principal es el de maximizar las utilidades de la empresa, dejando a un lado el tema de la sostenibilidad o permanencia en el tiempo, el cual involucra aspectos estratégicos e integrales de la empresa, como la satisfacción del cliente, la calidad del producto, el reconocimiento, la recordación, la innovación, la expansión geográfica, otros que son finalmente aspectos que garantizan la estabilidad y competitividad de la empresa a través del tiempo en un mercado determinado.
Con las exigencias del mercado y el alto nivel de competencia, las PYMES, deben orientar su estructura financiera, a generar crecimientos sostenibles y rentables dentro de la organización, se deben abordar diversos aspectos como el tributario, el fiscal, el económico, el talento humano, lo administrativo; soportados en lo siguiente:
1. El plan estratégico de la empresa, donde la estrategia debe buscar la integralidad de todas las áreas y procesos de la organización (técnica, administrativa, mercadeo, financiera, tecnológica, jurídica, etc); es decir con orientación al alcance de objetivos y metas que generen sostenibilidad, medida en términos de rentabilidad, mayor participación en el mercado, mayores ventas, mayor reconocimiento, recordación y posicionamiento en el mercado. De esta manera, la gestión y gerencia financiera, estará orientada a optimizar cada recurso de la organización.

2. Una planeación tributaria y fiscal que garantice la legalidad y el cumplimiento de las obligaciones tributarias y fiscales sin afectar la sostenibilidad de la empresa; por el contrario debe analizarse detenidamente para obtener beneficios tributarios; este trabajo debe estar a cargo de un profesional competente y experto en el tema.

3. El análisis de índices de rentabilidad y eficiencia financiera, debe realizarse de manera continua y permanente, un análisis del flujo de efectivo, variables e indicadores que permitan visualizar la rentabilidad y posición de la empresa en el mercado, las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades en el tema financiero; esto, debe atenderse en cada periodo, permitiendo un efectivo seguimiento y proyección que facilite la toma de decisiones oportunas y eficientes.

4. El talento humano de la Pyme en el tema financiero debe ser altamente capacitado y competente, debe hacer uso de herramientas tecnológicas y de diversos métodos y modelos de análisis, donde se integre los planes estratégicos de la empresa con los recursos de esta.

5. Debe crearse una cultura financiera en todos los niveles de la organización, esta, debe orientarse a la sostenibilidad y competitividad, teniendo como premisa el manejo eficiente de todos los recursos de la organización, así como la articulación de todas las áreas de la empresa.

En conclusión, una estructura financiera efectiva creada estratégicamente orientada a la sostenibilidad y competitividad, permite que las pymes adopten buenas prácticas en la gestión y gerencia financiera, abordando aspectos cruciales como la organización, planificación y definición de presupuestos y balances, utilización de herramientas tecnológicas, análisis y cuantificación de activos, costos, inventarios, obligaciones, flujos de caja, indicadores de liquidez, de endeudamiento, de rentabilidad, manuales de procesos, otros; los cuales deben consignarse de manera permanente en el plan financiero de la empresa.

Sistemamoda dijo...

¿CÓMO SE ESTABLECE LA ESTRUCTURA FINANCIERA Y LA ESTRUCTURA OPERATIVA MÁS ADECUADA EN FUNCIÓN DEL OBJETIVO BÁSICO FINANCIERO?

Analizando las diferentes teorías y enfoques sobre Estructura Financiera que se pueden aplicar a las pymes, consideramos que existen elementos valiosos de acuerdo a su naturaleza, sector económico y tamaño de la pyme etc. Dichas teorías no aplican para todas las pymes, ya que se debe analizar el entorno macroeconómico y microeconómico.

En las pymes de nuestra región, podemos observar que la mayoría de ellas se crean empíricamente, sin tener en cuenta el desarrollo de una estrategia de marketing en donde se realice el estudio de mercados que permita hacer un diagnóstico de la situación real, de la oferta y la demanda de los productos (bienes y servicios). Por el hecho de que la mayoría de los emprendedores son empíricos, en ocasiones toman malas decisiones al no realizar una planeación financiera, por carecer de competencias, conllevándolos a realizar unas altas inversiones de capital, baja deuda, malas decisiones de inversión en activos fijos y tecnología, dando como resultado bajos niveles de productividad y se llegue al cierre de las mismas.

La planeación financiera en las empresas es fundamental; toda vez que el objetivo de una buena EFO es maximizar la rentabilidad de los accionistas y la rentabilidad de la empresa, es de esta manera como se determina el comportamiento de los escenarios, en distintas posibilidades de inversión, de tal forma que la empresa sea competitiva; sin desconocer que es un reto, ya que la idiosincrasia colombiana en el tema de inversión empresarial prefiere invertir todos sus recursos en capital empresarial y muy pocos en préstamos empresariales, porque es conocido que el sistema financiero de Colombia tiene sus propias falencias. No obstante, muchos empresarios se someten a dicho reto, y existen quienes sacan a flote toda su experticia empresarial.

El sistema financiero tradicional presta a las pymes con un interés muy alto, ya que el riesgo es mayor y genera incertidumbre, por esta razón las pymes evitan el financiamiento externo, incurriendo en costos de operación muy altos.

Sin embargo, en Colombia existen entidades financieras como Bancoldex y entidades del estado que apoyan a las pymes, con créditos blandos, subsidios a tasas de interés e inyección de capital que permiten un apalancamiento financiero, donde el capital de trabajo y la deuda sean equilibrados, no obstante, esto contrae un riesgo alto debido a la problemática global en el tema de la economía, ya que esta es muy fluctuante.

Una estructura financiera es económicamente rentable si se analizan los factores que se deben desarrollar, tomando decisiones estratégicas, con el apoyo del talento humano idóneo y fundamentalmente tener en cuenta la proyección financiera para la operación y éxito de la empresa. Por tal razón el análisis financiero en las pymes debe hacerse teniendo en cuenta que el rendimiento de la inversión debe ser superior al costo de la deuda.

A nuestro criterio se considera que el comportamiento económico de las empresas es cíclico, donde se debe buscar el costo-beneficio, para el sostenimiento de la misma, sin embargo se debe tratar de que la empresa permanezca estable en cuanto al crecimiento en su rentabilidad y utilidad, es así como se observa una adecuada estructura de capital.

En conclusión consideramos importante que las pymes cuenten con estructuras financieras adecuadas de acuerdo al sector al que pertenecen que le permitan desarrollar sus objetivos, ya que no existe una Estructura Financiera Optima, pues todas las empresas tienen un comportamiento diferente, por consiguiente es recomendable que las empresas adopten estrategias que los lleven a tomar decisiones financieras acertadas utilizando herramientas adecuadas que le ayuden en la planificación, proyección y creación de valor de la empresa para los accionistas.

MARIA ARGENIS SOTO BRITO
SANDRA LILIANA HERRERA GIRALDO
MARCELA GALLGO GALVIS

angie vanesa serrano dijo...

Las pequeñas y medianas empresas deben tener en cuenta el entorno en el que se encuentra, los factores internos y externos pueden afectar su economía; el desempleo, la corrupción, el nivel tecnológico con el que cuenta son algunas de ellas, se debe considerar como este tipo de situaciones afectan el desarrollo de la empresa haciéndose evidente el poder de compra de los usuarios con limitantes de competitividad y desarrollo empresarial por su condición de pequeñas y medianas empresas, es por ello que la estructura financiera más adecuada seria la estructura optima de capital, cuando se presenta una relación pasivo/activo, que maximicé el valor de los flujos futuros descontados, teniendo en cuenta el valor intrínseco el nivel de riesgo, evaluando la inversión que se prever ejecutar VAN con limitantes futuras para determinar la tasa de descuento, impuestos y costos de transacción, generando un apalancamiento financiero, es así como la rentabilidad y el riesgo que está dispuesta asumir dependen de la definición en la financiación.

Dairo Rojas
Maria Agudeo
Angie Serrano

Anónimo dijo...

cipa No 6

Las pymes suman en nuestros país gran parte del porcentaje total de empresas debidamente conformadas, para saber si estas son realmente rentables de deben basar a través del modelo de estructura financiera en el cual se puede percibir la situación económica de dichas empresas, La estructura financiera articula los elementos básicos como la utilidad neta sobre patrimonio, interés de bancos, interés de terceros, interés de proveedores y el interés de los créditos de fomento. Adicionalmente, se presenta la validación del modelo propuesto a partir de la construcción de diferentes escenarios Pesimista, Optimista y más probable con la estimación de las tasas actuales del mercado financiero para el cálculo del costo promedio ponderado de Capital. Este modelo es muy útil para los empresarios, pues su aplicación permitirá aumentar la productividad de sus empresas como estrategia viable de competitividad ante el fenómeno de la liberación de mercados que vive actualmente Colombia y el mundo.
En pocas palabras podemos decir que los que las estructuras financieras de una empresa está dada por todos los componentes que hacen parte del activo el pasivo y el patrimonio y la relación entre ellas, estos tres factores deben estar debidamente equilibrados para el sostenimiento de la empresa ya que el aumento de la deuda o de las adquisidores puede causar desequilibrios y llevar a la quiebra a una empresa en un momento dado.
Para definir cuál es la estructura financiera más adecuada debemos primero definir la cuantía de los recursos a mediano y largo plazo y revisar cual es la relación entre los recursos propios y ajenos.
Luego de tener esta clasificación es importante conocer el costo de estos recursos ya que nuestro objetivo va a ser el de obtener recursos al menor costo posible, también de manera concertada con la junta directiva es importante determinar cuál es el riesgo que la empresa está dispuesta a asumir al momento de usar estos recursos, otra variable que también es importante determinar son las variables fiscales que se pueden obtener por el uso de recursos externos a la empresa.

Alexander Aranzazu dijo...

Muy importante el contexto de la pregunta enfocado hacia las pequeñas y medianas empresas, pero antes, es relevante definir completamente el objetivo básico financiero.

Es muy frecuente escuchar que el objetivo básico financiero y la razón de ser de la empresa es simplemente maximizar sus utilidades, sin embargo, este concepto al estar únicamente ligado a la utilidad puede tener una perspectiva a corto plazo, maximizar las utilidades no significa que la empresa tenga una permanencia en el mercado.

Es muy importante analizar el objetivo básico financiero a largo plazo, es decir, maximizar las utilidades de la organización para reinvertir en la misma empresa, buscando un crecimiento y permanencia en el mercado, lo anterior puede ser buscado mediante una correcta planeación direccionada a la búsqueda de la calidad de los servicios o productos, mejora en el servicio al cliente, maximización de las ventas para tener crecimiento en la actividad e incrementar el valor de los activos para con el tiempo maximizar el valor de la empresa.

Una perspectiva a corto plazo en muchos casos va en detrimento de la estructura de financiamiento de capital propio. La maximización de utilidades presenta las siguientes características:

• Altos rendimientos en el corto plazo no necesariamente se representa en altos flujos de efectivo, este puede estar representado también en dividendos de las acciones, en excedentes por la venta de acciones o en el efectivo mismo.

• Aprovechar los altos rendimientos del corto plazo, para entregar a los inversionistas el capital de puesta en marcha y reinvertir el resto del rendimiento buscando mayores utilidades en el futuro, esto se logra en el caso de que los rendimientos superen el costo de capital, de lo contrario se tendría descapitalización.


Para el caso de las PYMES el mayor de los objetivos a nivel financiero debe ser maximizar el valor de la misma en el tiempo, esto se soporta en el precio de las acciones, oportunidades de rendimiento y el nivel de riesgo. Las alternativas de decisión deben ser tomadas en el tiempo y en consideración al precio de las acciones.

Por estructura financiera se entiende como la composición de los recursos financieros que la empresa tiene en un determinado momento, pueden ser propios o ajenos. El balance, la cuenta de resultados y otros estados contables muestran la estructura financiera de la empresa. En el balance encontramos el activo que indica la materialización de las inversiones y el pasivo que nos muestra las fuentes de financiación de dichas inversiones.
Una buena dirección de las pequeñas y medianas empresas exige un estudio preciso de las necesidades y oportunidades que se presentan en el tiempo contemplado de la planeación financiera.

Una de las variables que es considerada como importante en la formación de la estructura financiera de las empresas es su tamaño, debido a que el tamaño de las empresas está relacionado con su nivel o capacidad de endeudamiento. Aquí encontramos aspectos a tener en cuenta también como la probabilidad de insolvencia de la empresa, la capacidad de la misma para generar recursos a través de sus actividades, crecimiento, riesgo operativo y su rentabilidad. Tener una correcta planeación financiera permitirá identificar y evaluar estos aspectos para buscar las posibilidades y elecciones de financiación, se debe de buscar en todo momento un equilibrio financiero evitando recursos no productivos para la empresa.

Algunas recomendaciones con respecto a la financiación en pequeñas y medianas empresas son:

• Utilizar recursos propios o créditos a largo plazo para financiar el inmovilizado.
• Nunca destinar el crédito de corto plazo para la financiación del inmovilizado, más bien buscar crédito a corto plazo para cubrir de ser necesario, las necesidades de capital de trabajo.
• El total de créditos no debe de ser excesivo con respecto a la rentabilidad de la empresa y sus recursos propios.

CIPA 4

Jeffersson Quintero
Alexander Aranzazu
Jairo Hernán Giraldo

Francisco Buitrago dijo...

Ante un desconocimiento financiero y/o contable por parte de los administradores de una empresa, el credito se ve como una salida a corto plazo que permite el mantenimiento operacional de la empresa, mas no como una oportunidad de aumentar el valor de la misma y por tanto para los accionistas, esto en la medida que se emplee el endeudamiento de manera inteligente, el accionista participa de todas las utilidades de la inversión (activos) con un menor capital. Para ello se requiere encontrar la mejor combinación entre pasivos (con una tasa de interés coherente) y capital que permitan maximizar el objetivo básico financiero (maximizar el valor).

Se presentan formas de calcular cual es la mejor estructura financiera para una empresa, pasaremos a analizar los puntos que se deben tener en cuenta para establecer la estructura adecuada:

• Establecer el monto total de la inversión (activos).
• Conocer la rentabilidad real o proyectada (TIR) de la empresa.
• Conocer la tasa de interés con la que se financiará la empresa; ya que son deducibles de renta, (esta es la base bajo la cual se maximiza el valor).
• Impuesto sobre la renta.


Basándonos en los anteriores puntos se puede mediante fórmulas e iteración de las mismas encontrar la estructura de capital (Pasivos/Activos) adecuada que maximice el valor de los activos.

Las formulas en que se basa el cálculo son:

Activos *(Rentabilidad de la inversión)=Pasivos*(interés)+Capital*(Rendimiento del patrimonio)
Activo Ajustado= Activo + Valor presente de los intereses descontados con el Rendimiento del patrimonio


Para el inversionista en cuanto a el Rendimiento de su patrimonio esperaría que sea igual o superior a su costo de oportunidad, el Rendimiento del patrimonio se emplea para descontar el valor de los ahorros generados por el descuento de los intereses de los pasivos, con lo que se recalculan los activos al sumarle el Valor presente de estos ahorros.


Aunque este es una análisis simple de la estructura financiera permite observar como el uso adecuado del crédito puede apalancar una inversión, además puede tomar como base para alinear los diferentes procesos que implican la operación de una empresa con el fin de obtener el máximo beneficio para los inversionistas al menor costo.

Cipa 5
Ruben Serrano
Alejandro Salazar
Francisco Buitrago

José Didier Váquiro C. dijo...

Las finanzas estudian 4 decisiones muy importantes: Inversión, financiación, la administración de activos y la forma como se retribuirán los dividendos.

La decisión de inversión: Está representada por los bienes y derechos de la empresa y conforman los activos. Una correcta distribución de activos y una óptima utilización de los mismos, contribuye a lograr el objetivo básico financiero: maximizar la inversión.

La decisión de financiación: Define la fuente de recursos necesaria para financiar la inversión.

La decisión de administración de activos: Una correcta utilización de los recursos debe generar los beneficios operacionales suficientes para satisfacer las expectativas de rentabilidad de terceros y propietarios.

Cómo financiar la inversión: Dos fuentes primarias existen:

1) La deuda o pasivos: Recursos que provienen de terceros, especialmente de las entidades financieras; la deuda genera costos financieros (riesgo financiero) producto del riesgo que asume la entidad crediticia. Importante recordar que los costos originados por financiamiento externo (intereses) son deducibles de impuestos, lo cual podría ser más favorable si se compara con las expectativas de rentabilidad de los propietarios.

2) El capital contable o patrimonio: Esos recursos salen del bolsillo de los propietarios de la empresa. No genera un costo financiero pero si origina un costo de oportunidad para el propietario, el cual, en teoría, siempre será mayor al costo de financiamiento vía deuda. El propietario siempre esperará un retorno sobre su inversión; sin embargo, este retorno siempre será residual, es decir, será aquel que queda una vez la empresa ha descontado de sus utilidades operacionales la carga financiera y la carga fiscal.

Si el objetivo básico financiero es maximizar la inversión, el principal objetivo en materia de financiación es buscar y utilizar las fuentes menos costosas. De acuerdo a las expectativas de terceros y propietarios, se debe buscar la combinación ideal que permita en el tiempo: i) Cumplir con los objetivos de rentabilidad de terceros y ii) Lograr maximizar el valor la inversión del empresario (patrimonio) representada en el valor que cada una de sus acciones tiene en el mercado, objetivo que se logra a través de la cuarta decisión: la política en materia de dividendos.

Todos estos aspectos teóricos no pueden quedar en la sola teoría: es función de todo GERENTE DE PROYECTOS entrar a cambiar estructuras mentales de los empresarios, en especial aquellos que dirigen las PYMES. Las PYMES representan cerca del 95% de las empresas del país y son las principales fuentes generadoras de empleo. Sin embargo, hay que optimizar la estrategia de financiamiento de este sector; es un largo camino por recorrer; son ustedes, GERENTES DE PROYECTOS, quienes también contribuirán al cambio de modelo mental. Los proyectos que ustedes formularán y ejecutarán, deberán ser financiados de tal forma que se logren los objetivos, no solo de rentabilidad que busca el inversionista o cliente, sino también el beneficio social que cada proyecto debe generar. Ustedes deben ser los invitados especiales si se quiere asumir el reto de formular y ejecutar proyectos que realmente construyan valor.